Redes sociales 3.0 ya

Si la web 2.0 se caracterizó por que los contenidos los aportaba el usuario, la web 3.0, además de ser semántica, debería ser recíproca y llevar asociado el derecho de los usuarios a rentabilizar mejor sus contenidos, empezando por los que publican en redes sociales. Es lo que yo llamo las redes sociales 3.0. o redes sociales recíprocas.

El desencadenante de este post

El jueves pasado, un amigo me advirtió de lo que estaba pasando y le animé a que cuando le volviera a pasar me mandara una captura de pantalla y así ha sido. La empresa XStar (nombre ficticio), en connivencia con Facebook estaba usando mi imagen y la de otro amigo para hacerle publicidad a él diciendo que a ambos nos gustaba XStar (ya me ha dejado de gustar) y aprovechando la ocasión para hacerle una oferta.

No puedo afirmar que la actitud de XStar y Facebook se trate de una práctica ilegal por que seguro que en algún recóndito rincón de esos monstruosos contratos que nos hacen aceptar para ser usuarios aparece nuestra aprobación para estas prácticas, o quizá no hemos desactivado alguna opción de las que vienen activadas por defecto para que esto no ocurra.

Injusto modelo de negocio


De todos es conocido los elevados beneficios económicos de Facebook y otras redes sociales, pero jamás dejes de hacerte esta pregunta ¿Que sería de Facebook y otras redes sociales sin nosotros? Ellos también se hacen esta pregunta a diario, pero está claro que su respuesta no está a la altura en corresponsabilidad.

La fama y la popularidad no son moneda de pago. Isabel Preysler vive de la fama y la popularidad, en cambio cobra por sus apariciones.

Como fotógrafo y programador, mi primera norma siempre ha sido que si quiero ganar dinero con mi trabajo he de cobrar por él, no regalarlo. Cuando hago mención a esta norma, siempre añado que Perogrullo lo hubiera dicho más alto pero no más claro.

Algunos consejos para no salir perjudicado en las redes sociales

Todo esto que aquí escribo, me cabe en un post de Facebook o Google+, no así en Twitter, pero prefiero escribirlo en MI blog y luego compartir mi enlace en las tres redes sociales. Esto tan simple, poca gente lo hace y es precisamente ahí, en este tipo de publicaciones directas, donde las redes sociales obtienen un mayor partido, ya que las aportaciones de los usuarios se convierten en contenido exclusivo de la red social donde se publica y el autor no recibe nada más a cambio.

Cuando digo que no recibe nada más a cambio, también incluyo que no recibe ni siquiera más publicidad ni popularidad, por que si el usuario publicara un enlace a su contenido, la popularidad y publicidad en redes como Facebook sería la misma, pero en su blog se multiplicaría de forma exponencial.

Tanto si se trata de un texto largo como uno corto, siempre recomiendo escribirlo primero en nuestro propio blog y luego compartirlo en las redes sociales, de esta manera es la red social la que nos ayuda a nosotros en lugar de solo beneficiarse ella.

"Usa las redes sociales para promocionar tu trabajo, no para hacerle el trabajo a las redes sociales" Ignacio Baixauli

Un buen Community Manager, siempre recomendará a sus clientes escribir primero en su blog o web y después difundir este contenido en RRSS, nunca escribir directamente en la red social de turno.

Un ejemplo muy común es el de publicar, comentar o desmentir noticias directamente en redes sociales, en ocasiones en solo 140 caracteres en los que es muy complicado, cuando no imposible, argumentar aquello que estás afirmando o desmintiendo ¿No es más lógico hacerlo en tu blog y luego enlazar en la red social de turno?

Que yo me sienta incapaz de dar mi opinión y a la vez argumentar en solo 140 caracteres, no significa que no haya gente que lo haga. Es innegable que esta práctica es todo un reto y agudiza la imaginación y el ingenio lingüístico, pero personalmente pienso que va en detrimento de la calidad en la argumentación. Otro caso es escribir en solo 117 caracteres, que agudiza todavía más el ingenio, y dedicar 28 a adjuntar un enlace que favorece mucho la argumentación.

Google está cambiando sus algoritmos de búsqueda en aras de premiar a los expertos y la credibilidad de estos, no su popularidad como hasta ahora, por lo que los "argumentos" de 140 carácteres seguirán existiendo en Internet, pero difícilmente en los resultados de las búsquedas de los grandes buscadores.

Un caso algo diferente a otras redes sociales es Google+. En esta red, aunque publiquemos contenido exclusivo, cualquier cosa que se publique en Google+ tiene una url propia fácilmente accesible, por lo que se puede convertir en un blog en si mismo cuyos posts podemos promocionar en otras redes y además aparecen en los resultados de búsqueda de Google, por tanto el alcance de tus mensajes, aunque no lo parezca, es mayor que el que podrías obtener en Facebook o Twitter para la gran mayoría de usuarios.

Un nuevo modelo de negocio para las redes sociales

Imagina una red social en la que nos pagaran por publicar contenidos. Impensable ¿Verdad? Claro, es impensable por que todos publicamos contenidos sin recibir nada a cambio, estamos acostumbrados a ello y seguimos haciéndolo sin cuestionarnos el porqué nuestro esfuerzo no recibe una recompensa en forma de ingresos.

"Puedes decir que soy un soñador, pero no soy el único" Lennon

Si además de mi, alguien más piensa que en este tipo de redes sociales que remuneren a sus usuarios puede haber un nuevo modelo de negocio rentable, solo tiene que ponerse en contacto conmigo y lo ponemos en marcha. Yo ya estoy empezando a desarrollar una.

En realidad, en mi caso siempre lo he tenido claro, las redes sociales de otros son para promocionar mi trabajo, aunque también las uso como el resto de la gente para entrar en contacto con viejos amigos, compañeros, felicitar cumpleaños o mandar mensajes privados.

Invito a que los usuarios de RRSS empiecen a reclamar por cualquier vía el ser partícipes de los beneficios de las redes en las que colaboran, obviamente en proporción al beneficio que cada uno genere claro. Algunos no llegarían a cobrar una cantidad importante nunca, pero otros podrían obtener un buen sueldo, seguro.

Otro de los beneficios de un modelo de negocio así, es que los contenidos aumentarían en calidad y creatividad, ya que solo este tipo de contenidos serían susceptibles de poder generar ingresos a sus respectivos autores.

Por supuesto también animo a la comunidad de desarrolladores a crear este nuevo modelo de RRSS. Herramientas como Github podrían facilitar esto en unas pocas semanas.

Como usuario predico con el ejemplo colaborando más activamente en webs como Photoshelter antes que Flickr o participando en la economía colaborativa en webs como Relendo o Kickstarter.

Como desarrollador, en 2003 ya creé una plataforma web que daba un 50% de beneficios a los colaboradores que aportaban contenido y luego se rentabilizaba, y en la actualidad, estoy trabajando en un proyecto de economía colaborativa e inteligencia colectiva en la que una gran parte de los beneficios del proyecto van a las personas que aportan contenido y valor a la web.

Google por el buen camino

Aunque lejos de alcanzar el modelo de negocio que propongo dentro de Google+, entre otras cosas supongo que las particularidades de esta red que ya he comentado, Google hasta el momento se acerca a este modelo con iniciativas llamativas y muy recomendables como:

  1. Guías Locales en el que participo desde hace mucho tiempo incluso sin saberlo
  2. Google Street View Trusted, programa en el que yo participo activamente
  3. Google Apps Reseller en el que participo desde la empresa Nuvool.com

Este modelo de negocio ya estaba inventado

En realidad el modelo SOCIAL ya estaba inventado. Pensemos que las empresas que mejor superan las crisis son de dos tipos, aquellas que están relacionadas con el poder, por ejemplo empresas del IBEX35 en España, o aquellas con un marcado carácter social, pseudo-cooperativistas o cooperativas en si mismo. Cuando el beneficio recae en los accionistas, hay que buscar formas de ser rentables aun en detrimento del servicio al usuario (Ley AEDE), mientras que si el beneficio es para los empleados, el servicio y atención al cliente priman por encima de todo y los beneficios afloran.

H.Ford propuso este modelo al decir "Voy a fabricar coches que mis propios empleados puedan comprar", Toyota lo mejoró con su modelo de Lean Management que, entre otros aspectos, hacía partícipe al trabajador de todos los procesos de la empresa, modelo que pese a que está totalmente demostrado que funciona desde hace décadas, no se aplica ni en un 5% de las empresas y las que lo aplican lo notan favorablemente. Y este es el modelo de negocio que deberían seguir las redes sociales en cuanto se den cuenta de que sus empleados no trabajan en sus oficinas sino en todo el mundo y hasta ahora se les llamaba usuarios.

En Europa es muy probable que se apueste por el modelo IBEX35 en lugar del modelo social, por lo que dudo que veamos crecer redes SOCIALES con un carácter social y recíproco en nuestro continente.

Como siempre, os animo a que aportéis vuestros comentarios y valoraciones.
Gracias.

0