Una lengua común para la Unión Europea

Tras el Brexit, el idioma Inglés como posible lengua común u oficial de la Unión Europea, ha perdido mucho peso moral entre la gran mayoría de los ciudadanos de la UE.



Teniendo en cuenta que, muy pronto la tecnología va a permitir la traducción simultánea de gran calidad, hablar de Lengua Común podría parecer algo desfasado, algo del siglo pasado o anterior, pero lo bien cierto es que los costes de tener en la Unión Europea 24 lenguas oficiales son costes reales y estos superan los 1.100 millones de euros anuales.


Mientras estos costes milmillonarios se mantengan, creo que no debería parecer desfasado un debate abierto sobre un Idioma Común Europeo.

Está claro que el dinero gastado en intérpretes favorece de algún modo la economía de los funcionarios y freelancers dedicados a estos menesteres, pero si ya sabemos que estos puestos están condenados a desaparecer antes o después, por que no buscar una solución propia desde Europa antes de que sean Google Microsoft quienes nos lo solucionen.

Quitando tan solo un idioma oficial por año, dispondríamos de 24 años y cada vez más presupuesto, para dedicar a la búsqueda de uno o solo unos pocos idiomas oficiales para la Unión Europea, a la vez que los ciudadanos podrían orientarse durante una generación entera en qué idioma o idiomas deberían aprender, sabiendo a ciencia cierta que la inversión en ese aprendizaje habría valido la pena.

Teniendo en cuenta que el Inglés es el segundo idioma de muchos europeos, de muchos otros países como China y el primer idioma en EEUU, el aprendizaje del Inglés seguirá siendo para un europeo una tarea primordial, lo mismo que aprender Español o Chino Mandarín, pero este aprendizaje ha de ser una elección personal, no algo impuesto o promovido por las autoridades europeas como política lingüística, aunque sí estratégica, ya que ni el Chino, ni el Inglés, ni el Español son lenguas mayoritarias (como lengua materna) de la mayoría de los europeos.

Si la meta de la Unión Europea es convertirse en una especie de Estados Unidos de Europa, serán difícil conseguirlo si son reconocidos veinticuatro idiomas oficiales.

En España tenemos un idioma oficial, Español, y otros cooficiales, Catalán, Gallego, Valenciano y Vasco, que lo son para determinadas regiones. Pienso que un modelo así podría valer para Europa.

Recordemos que las lenguas y los idiomas existen principalmente para comunicarse y en segundo término como identificador cultural.

Wikipedia "El coste de mantener esta política multilingüística, esto es, las traducciones e interpretaciones, es de 1.123 millones de euros, lo que supone un 1% del presupuesto de la UE.1 Este hecho supone que cada habitante de la Unión Europea paga 2,55 euros al año."

Una vez expuestos mis puntos de vista, parece necesario plantearse una serie de preguntas e intentar responder a ellas:

  • ¿Es realmente necesario buscar uno o unos pocos idiomas oficiales para la Unión Europea?
  • ¿Qué lengua o idioma elegimos como idioma común de los europeos?
  • ¿Ha de ser un solo idioma o puede ser más de uno con tendencia a ir disminuyendo el número de idiomas oficiales?
  • ¿Un idioma oficial europeo ha de ser un idioma existente o puede ser una lengua construida nueva?
  • ¿Una lengua construida nueva, puede coexistir con un idioma natural como idiomas oficiales?
  • ¿Quién decide sobre estas cuestiones, los políticos, un comité de sabios o la población interesada?

Trataré de dar respuesta a estas preguntas en próximos posts

0