Debates electorales, plurales, participativos, austeros y de mayor repercusión. Política 2.0 ya.

Plurales, participativos, austeros y de gran repercusión. Quizá parezca una utopía, pero es posible.

Si la política 1.0 es aquella unidireccional, del político al ciudadano, la política 2.0 debe ser participativa, bidireccional, ciudadano-político-ciudadano, plural y transparente.


Ni suelo hacerlo ni me gusta escribir posts sobre política, pero en este caso mi artículo considero que tiene un gran componente tecnológico por cómo planteo la solución a un cierto tipo de debates políticos y además otra parte social, ya que siempre he sido partidario de que se favorece el desarrollo de aquellos núcleos sociales en los que se fomentan y potencian los valores democráticos

En estos últimos días, y dado que en nuestro país se van a volver a repetir elecciones, hay un debate en la calle sobre el tema de cómo hacer que esta campaña electoral no sea tan gravosa como las anteriores, por lo que también me gustaría aportar mi granito de arena sobre este tema con una propuesta de debates electorales algo diferentes a los que estamos acostumbrados en televisión, más económicos, pero no de menor calidad, al contrario, creo que podrían mejor mucho en muchos aspectos.

Análisis de los debates actuales


Los debates electorales televisados en España, tienen mucha tradición y algunos de ellos forman parte de la memoria colectiva y del proceso de democratización que nuestro país vive desde hace cuarenta años. Pero cuando reflexiono sobre algunas de las características de estos debates en la actualidad me pregunto:

¿Los debates actuales son,

Plurales?


¿Se ven representadas todas las opciones políticas que se presentan a las elecciones en los debates electorales televisados? 

En alguna ocasión he preguntado por curiosidad a gente cercana qué partidos políticos se presentan en la circunscripción donde votan y pocos me responden más de cinco o séis, siendo que en las pasadas elecciones se presentaron entre diez y veinte por cada circunscripción, treinta y cinco diferentes entre todas las circunscripcciones. En mi opinión, esto es provocado por que la ley electoral permite presentarse a un gran número de partidos políticos pero luego en algunos medios de comunicación aparecen escasamente séis o siete, por lo que la ciudadanía tiene una percepción desvirtuada de las opciones a las que puede votar.

Recordemos que la democracia no solo consiste en que nos dejen votar, también consiste, entre otras muchas cosas, en darnos a conocer todas las opciones que podemos votar y permitir a esas opciones que puedan expresarse en igualdad de condiciones. De esta manera, todos podremos saber qué opciones podemos votar y qué nos ofrece cada opción, mejorando así nuestro criterio a la hora de votar y por tanto el nivel democrático de nuestra sociedad.

Dado el número de partidos políticos que se presentan a unas elecciones generales en España, cuando hablo de debates plurales, no puedo referirme a aquellos en los que solo participan dos, cuanto o cinco candidatos, ya que esto no sería democrático, hablo más bien de al menos nueve o diez por debate, tal como se hace en EEUU qué, aunque se presenten dos partidos, primero se elige a los candidatos de esos partidos y luego al presidente, organizando debates a diez o más.



Participativos?


¿Participa activamente la audiencia en los debates electorales televisados?

Ya está claro que los debates en España hasta ahora no han sido plurales por que no representan a todas las opciones políticas, pero tampoco han sido participativos.

Está muy bien que antes del debate se consensúen unos temas a tratar durante la primera parte del debate, pero ¿Qué pasa con la participación de la audiencia/ciudadanía? Hasta ahora, lo más que se ha conseguido es la "participación" por Twitter, pero esta red social funciona bien para conocer corrientes de opinión, no para hacer preguntas. No caigamos en el error de pensar que las pocas preguntas que se formulan por Twitter ante un debate no van a ser filtradas y, en todo caso, si no fueran filtradas ¿Qué criterio se usa para determinar cuales son las preguntas más relevantes y quién establece ese criterio? Se supone que las preguntas más interesantes deberían ser las más populares, aquellas que decida la mayoría de la audiencia, sino ¿Qué sentido tiene ver y escuchar un debate político cuyos participantes no van a responder a las preguntas que se hace la gran mayoría del público?

Austeros?


¿Son baratos los debates electorales televisados? 

Antes de cada debate, la cadena que tiene la suerte de organizarlo, pasa varios días narrando los preparativos. No sé cuanto puede costar organizar el debate, pero barato precisamente no es. Más económico que empapelar las calles, organizar mítines y desplazar políticos arriba y abajo quizá sí, pero no creo que mucho más.

Pensemos fríamente en todo lo que se mueve en torno a un debate televisado, decorados, personal, desplazamientos, alojamientos, medios técnicos, etc. y luego intentemos calcular cual podría ser el coste de todo esto. 

Gran repercusión?


¿Tienen una gran repercusión mediática los debates electorales televisados o podrían tener algo más de audiencia?

No puedo responder a esta pregunta con datos por que para ello debería pagar una cuota de 700€ al mes a Kantar Media, antes Sofres. En cualquier caso, aunque quisiera dedicar 700€ al mes a poder dar este dato, mira este vídeo, y la próxima vez que oigas un índice de audiencia, plantéate qué grado de fiabilidad le otorgas.


Si has visto el vídeo y te planteas por qué solo hay una empresa que mida las audiencias de televisión en España, debes saber que hubo un tiempo en nuestro país en el que convivían dos empresas, Ecotel y Media Control. Lee el artículo dedicado a este tema en Wikipedia, en especial el apartado que pone "Ya en 1990 la convivencia de Ecotel y de Media Control era insostenible: con la misma tecnología (el audímetro) los resultados que ofrecían eran muy diferentes. Tras un período difícil para Ecotel, la empresa fue finalmente absorbida por la francesa Sofres"

Personalmente, creo que las audiencias de los debates televisados son grandes, pero no tanto como otros programas más populares en España. En mi caso, aquellos debates en los que participan menos de cinco candidatos (hasta ahora creo que todos menos dos) hago lo posible por no verlos, por que considero que estoy haciendo un flaco favor a la democracia ignorando a la inmensa mayoría de opciones políticas que se presentan. Prefiero recurrir a la web de cada partido que se presenta, que es el lugar donde puedo ver vídeos promocionales, su punto de vista sobre diferentes temas y sobre todo su programa electoral. Todo esto a falta de que por fin pudieran aparecer algún día los debates electorales plurales, claro.

Mi propuesta de debate electoral


Los debates que se han hecho hasta ahora en televisión en España, los podría calificar de entretenidos, profesionales, vistosos, pero para nada plurales, participativos o austeros. Es por ello que me gustaría hacer mi propia propuesta de debate electoral.

Mi propuesta de debate político es simple y ya la llevo proponiendo hace algunos años sin éxito. Entre otros, he llegado a plantearle esta idea al periodista más conocido en materia de debates electorales en España y presidente de una de las instituciones más importantes en temas de comunicación, eso sí, en formato televisivo, ya que esta persona está vinculada estrechamente a este medio.

Esta propuesta para convertir los debates en plurales, participativos, austeros y de mayor audiencia, pasa por aplicar la tecnología.

Llevo oyendo la frase "estas son la elecciones de Internet" elección tras elección, creo que desde marzo del 2000, y esa frase para mi es y será falsa mientras no se implante el voto electrónico, desaparezcan las papeletas para la mayoría de la gente y los debates se hagan por Internet, entonces sí que tendré que la impresión de que las elecciones tienen algo que ver con Internet.

Para los debates por Internet, hay una herramienta fabulosa, Google Hangouts. Supongo que Skype y otras plataformas de software harán cosas parecidas, pero yo he probado Hangouts y para mi cumple todos los requisitos para hacer debates de las características que aquí propongo.

Las características apreciables de Hangouts para hacer debates electorales son:

  • Hasta 10 participantes simultáneos por videoconferencia (debate). 9 candidatos + 1 moderador.
  • Audiencia en directo, ilimitada
  • Fácil moderación, por lo que nadie tiene por que hablar fuera de su turno, y si lo hace se le puede silenciar
  • Los clásicos gráficos que nos presentan los políticos en los debates, serían pantallas compartidas de su propio escritorio. Mucho más claro.
  • Tecnología gratuita. Se puede hacer la videoconferencia usando los mismos tablets o móviles que ya les corresponden por ser diputados, sin necesidad de añadir software nuevo a estos dispositivos.
  • No es necesario tener una cuenta de Google para poder participar en el debate o verlo.
  • Preguntas online de la audiencia valoradas. Las preguntas son todas visibles, se pueden votar las más convenientes según el parecer de cada ciudadano, y los participantes en el debate, guiados por el moderador, pueden ir contestándolas por orden de relevancia.
  • Las preguntas pueden mandarse desde el mismo momento en el que se anuncia el debate.
  • Una vez acabado el debate, el vídeo sube a YouTube automáticamente y tendríamos la oportunidad de verlo en diferido cuando quisieramos.
  • YouTube nos proporciona un menú para poder ir al momento exacto en el que se contesta a cada una de las preguntas.
  • Apoyo tecnológico. No puedo hablar en nombre de Google, pero no cabe duda que Google apoyaría este tipo de iniciativas y daría soporte tecnológico si fuera necesario.
  • Cualquier conexión a Internet de tipo medio, incluso una conexión móvil 3G, permite asistri al debate, participar y por supuesto verlo.
  • Audiencia medible mientras el debate está en directo y también en diferido.
  • Patrocinable, antes, durante y después del debate, por lo que el organizador, con el debido permiso de los participantes, puede monetizar el debate.

Con esta tecnología, podríamos conseguir debates mucho más:

Plurales


Debates plurales, de entre cinco y nueve candidatos. El número de participantes vendría dado por la disponibilidad de los candidatos, pero si hay un exceso de demanda en la participación (más de nueve), siempre se puede hacer varios debates en los que los participantes en cada uno no se decidan por orden de votos en pasadas elecciones sino por sorteo, para evitar cataloga a los partidos políticos de primera o segunda división.

Participativos


Dadas las características de Hangouts, cualquiera puede ver el debate en vivo o en diferido, mandar preguntas desde el mismo momento en el que se anuncia el debate y durante el mismo, pudiendo votar por aquellas preguntas de otros usuarios que más nos interesen.

A diferencia de la participación con Twitter, en un Hangout nadie filtra las preguntas, todas están visibles y se sabe cuales tienen más aceptación para la audiencia y cuales no, de manera que no es complicado saber cuales son las preguntas más idóneas y en que orden hacerlas.

Como anécdota, decir que en Hangouts también se puede aplaudir y abuchear sin interrumpir el debate, pero dejando constancia del parecer de la audiencia en cada momento del debate.

Austeros


Creo que es posible hacer debates plurales y participativos en TV, pero más económicos que por Internet lo dudo.

Con los medios técnicos de que disponen nuestros políticos, participar en un debate desde casa o desde la sede de su partido más cercana a su casa, sin tener que pagarles un chófer ni coche que los recoja o los traslade de una provincia a otra, creo que sería ahorrar dinero.

Supongo que los participantes en el debate querrán aparecer presentables y querrán usar maquilladores/as, una webcam de mejor calidad, un entorno adecuado, etc., pero eso ya corre a cargo de cada partido político y tampoco es un gasto exagerado que debiera superar los 300€ por candidato y debate.

El periodista también puede moderar desde casa y no es necesario un estudio de televisión.

La tecnología, tal como ya he comentado, es la misma que podemos tener ya instalada en nuestro móvil o pc y no hace falta una gran conexión a Internet para que la imagen y la voz lleguen de forma adecuada.

Mayor audiencia


El conjunto de plataformas de vídeo por Internet, YouTube, Vimeo, Netflix, etc., ya tienen más audiencia en la actualidad que la televisión, por lo que cambiar de canal los debates electorales pasándolos de TV a Internet, de por sí ya sería una forma de ganar audiencia.

Hay más dispositivos conectados a Internet con posibilidad de ver vídeo por persona que televisores, sin contar aquellos televisores que también pueden conectarse a Internet.

Si dejáramos participar a la audiencia en los debates, la gente se tomaría mayor interés y la audiencia aumentaría.

Si las preguntas que se hicieran en el debate fueran las que realmente interesan a la audiencia que se hagan, la audiencia también aumentaría.

La conocida brecha digital, algo que podría parecer un inconveniente para este tipo de debates, no existe entre los ciudadanos, sólo está entre la administración y los ciudadanos. Los ciudadanos, de cualquier condición social, entienden y usan mucho más la tecnología que la propia administración.

Esta brecha tampoco se da por edades:
Mi madre, con 79 años, si en las pasadas elecciones los debates se hubieran retransmitido por Internet y el voto hubiera sido digital, hubiera visto debates y hubiera votado, pero no pudo hacer ni una cosa ni otra al encontrarse en un hospital en el que la televisión era de pago (cualquier canal) y además molestaba a su vecina de habitación, y habiendo sido ingresada pasado el plazo para solicitar el voto por correo, no pudo votar de ninguna forma posible el día de las elecciones por permanecer ingresada. Esto demuestra que la brecha digital entre ciudadanos solo está en la imaginación de las personas que quieren hacer de este argumento una forma de retrasar lo inevitable, la entrada de la tecnología en los procesos democráticos.

Recuerda que si naciste después de 1965, perteneces a una/la generación de Internet, ya que fue en ese año cuando nació La Red. 

La baja audiencia de algunos debates se debe a varios factores:

  • En los debates siempre están los mismos que dicen siempre lo mismo
  • Los participantes no hablan de aquello que realmente interesa a la audiencia
  • La audiencia es un cero a la izquierda por que no participa de ningún modo en el debate o se le hace entender que puede participar por Twiter, aunque su pregunta lamentablemente no sea elegida durante el debate.

Aumentaría la audiencia de los debates con solo:

  • Poner a los mismos de siempre más todos los candidatos que también se presentan a unas elecciones y que al fin y al cabo tienen el mismo derecho a participar en un proceso democrático. Esto sería una gran novedad, algo nunca visto en España y que ayudaría a acabar de implementar la democracia.
  • Hablar de aquello que realmente interesa a la audiencia, simplemente recogiendo las preguntas de los ciudadanos y contestándolas.
  • Aparte de las preguntas, que la audiencia pudiera aplaudir o abuchear sin interrumpir el debate tampoco estaría mal.
No olvidemos que, con Hangouts, una vez acabado el debate, este se guarda instantáneamente en YouTube, por lo que la audiencia podría seguir viéndolo en la plataforma preferida de los internautas.

¿Algún periodista audaz?


Creo que, el primer periodista que consiguiera realizar un debate de estas características en España, se llevaría un reconocimiento muy importante entre los miembros de su profesión y los ciudadanos, así que si eres tú ese periodista, adelante.

Pero no tiene por qué hacerlo solo un periodista, cada circunscripción puede hacer sus propios debates. Dudo que de entre diez y veinte candidaturas con entre tres y treinta y séis candidatos por lista, se nieguen todos a participar.

Cada periodista en su circunscripción podría marcar un hito, no solo a nivel local, sino nacional.

Como siempre, tenéis mi apoyo técnico y moral para todo lo que os haga falta.

Aunque algún debate ha dejado patente el desconocimiento que algunos políticos tienen de Internet, el conocimiento de las nuevas tecnologías no debe ser un problema para nuestros políticos de ahora en adelante, ya que de no participar en un debate digital por Hangout u otra plataforma similar por desconocimiento de las nuevas tecnologías, podría dejar seriamente en entredicho la capacidad de ese político para afrontar los principales retos actuales y futuros, relacionados en su mayoría con las TIC.

Próximamente: El plasma en una rueda de prensa no es malo, lo malo es la imposibilidad de interactuar. Ruedas de prensa 2.0 ya.








0